Notícies > Mastodon, el Twitter libre

Mastodon, el Twitter libre

22 enero 2021

Logo de mastodon.cat FONT: Viquipedia.cat

TEXTO: Mercè Molist

La revuelta de las redes sociales libres avanza lenta, pero segura, a medida que crece la indignación contra las redes sociales mayoritarias y su cotidiano pillaje de datos privados. Mastodon, con 3 millones de usuarios y usuarias, es la joya de la corona de las redes libres. Es conocido como el Twitter libre por su estética y funcionamiento, muy parecidos a los de Twitter.

Las redes libres son servicios similares a los que ya conocemos, como Instagram o Youtube, pero construidos con software libre, respetuosos con los datos privados y gestionados por los propios usuarios. Algunas de estas redes comparten un mismo protocolo informático de interconexión que las permite federarse en el llamado Fedivers.

Podemos encontrar un Youtube libre: Peertube; un Instagram libre: PixelFed; un Blogger libre: Plume, un Dropbox libre: Nextcloud o incluso un Facebook libre: Friendi.ca. Pero es Mastodon, nacido en 2016, el que tiene de largo mayor número de usuarios, como se puede ver en las estadísticas de The Federation.

La comunidad más poblada de Mastodon en catalán es Mastodont.cat, con 2.000 usuarios. Está en línea desde el 13 de abril de 2017 y tiene un logo propio que le hizo un usuario: un mastodonte, que es el logo de Mastodon, pero con barretina. En catalán también hay Fedivers.net, apenas recién nacida.

Tanto Mastodont.cat como Fedivers.net son instancias, que es la forma como se organiza Mastodon. Las instancias son servidores que montan los propios usuarios y que están conectados entre ellos de forma descentralizada. Cada instancia es una comunidad con sus normas. Las hay dedicadas a una lengua, pero también a la música, periodismo, activismo, juegos, tecnología o comer. Las instancias de Mastodon más populares se pueden ver en la web del proyecto.

Apuntarse a Mastodon es muy sencillo: basta con elegir una instancia que te interese y registrarse poniendo un nombre de usuario, una dirección de correo electrónico y una contraseña. Nada de números de teléfono, ni nombres reales, ni otros datos privados.

Una de las banderas de este universo es el respeto hacia los datos privados, que no cogen ni se comercializan. Primero, por principios, y también porque los propietarios de las redes libres son los mismos usuarios que hacen funcionar las instancias. Los gastos de cada instancia las paga quien la monta o bien con donaciones de las personas que lo utilizan. Esta estructura hace que no sea necesario vender datos para pagar el funcionamiento de la red.

El creador de Mastodon es Eugen Rochko, un programador alemán de 27 años que creó Mastodon cuando tenía 23. En su cuenta destaca: “Mi sueño para Mastodon es que sea una opción viable de plataforma de publicación para cualquier creador. en otras palabras, para que la gente no sienta que están atrapados en Twitter o Instagram si quieren ser exitosos profesionalmente”.

Los usuarios de Mastodon valoran sobre todo la libertad que conlleva su funcionamiento descentralizado, que hace que sea difícilmente controlable y censurable por parte de los gobiernos, además de que la descentralización hace que la red sea muy resistente a los ataques porque pueden caer uno, dos o más nodos y todo continuará funcionando.

La libertad de decir lo que piensas, sin temor a que te cierren la cuenta o te denuncien, es otro valor importante, así como el hecho de que a Mastodon no hay publicidad ni algoritmos que te obliguen a leer qué dicen unos usuarios en detrimento otros. Además, dicen, aquí se respira un ambiente de cordialidad y respeto mutuo, muy alejado del día a día de “trolls”, “bots” y “haters” de Twitter.

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a la newsletter de la Fundació .cat para recibir las últimas noticias en tu correo.

Notícies relacionades